Principios y Sentidos

Nuestra filosofía  y valores  tienen relación en los principios de la cultura occidental, que son fundamentales en el seno familiar  y que coinciden con los definidos por el Ministerio  de Educación.

En la sociedad el hombre participa en el desenvolvimiento armónico de la vida, y uno de los elementos que integran esta sociedad, está orientado a desarrollar las capacidades y potencialidades dentro de un sistema complejo y abierto, en el cual interactúan otros subsistemas.

 

La Educación es  formativa y valórica, cuya intención es lograr que la persona adquiera y asimile activamente un profundo conocimiento y comprensión del medio cultural, social y  natural en que vive.

Según lo anteriormente expuesto, la educación establece un perfeccionamiento de las potencialidades y capacidades distintivas del Hombre, pues educar significa “personalizar”. De esta manera concluimos que la educación no es sólo transmisión de contenidos culturales de una institución especializada, sino una interacción dinámica, para que el educando pueda descubrirse, asumir y ejercer como persona, relacionándose en forma responsable y creativa con su entorno familiar y con la sociedad actual.